ene 252012
 

Las bacterias son pequeños microorganismos unicelulares microscópicos que a diferencia de otras células no tienen núcleo definido y su ADN se encuentra en un único cromosoma. Pueden presentar distintas formas, las más habituales son esferas (cocos), hélices (espirilos) y barras (bacilos).

bacterias

Muchos tipos de bacterias disponen de algún sistema de desplazamiento que les permite moverse, generalmente flagelos.
Las bacterias son el organismo vivo más abundante del planeta y pueden sobrevivir en las condiciones más extremas. Del estudio de las bacterias se encarga la microbiología en su rama de la bacteriología.

En muchas ocasiones se asocia a las bacterias con enfermedades, pero nada más lejos de la realidad. Si bien existen bacterias patógenas que generan enfermedades la mayoría de ellas son beneficiosas y sin la existencia de las bacterias muy posiblemente no existiría vida.

Para dar una idea basta decir que se estima que en el cuerpo humano hay 10 veces más número de bacterias que de nuestras propias células. La mayor parte se concentran en la piel y en todo el aparato digestivo.

Morfología y estructura bacteriana

Como característica común ninguna bacteria tiene membrana nuclear, así su ADN se encuentra libre dentro de la célula.
Las partes principales de una bacteria son la pared celular que es la envoltura de la bacteria, una membrana interna, el citoplasma y en el interior un nucloide que contiene el ADN. Muchas bacterias presentan también flagelos y pueden tener fimbrias que sirven para pasar ADN de unas células a otras.

Poseen también un ARN y ribosomas propios para la síntesis de proteínas.

Tipos de bacterias

Se han elaborado a lo largo del tiempo varias formas de clasificar a estas células.

Por su forma: como hemos mencionado al principio en función a su forma hay tres tipos: cocos, bacilos y espirilos.

Por su forma de juntarse unas con otras: es habitual que las bacterias hagan formaciones entre ellas. Dependiendo del tipo de forma que adopta esta unión se pueden distinguir varios tipos como diplococos, estreptococos, estafilococos, sarcinas, briones, espiroquetas.

Clasificación de Gram: se basa en teñir las bacterias con un tinte, si toman el color del tinte son Gram Positivas y si no lo toman son Gram Negativas.

En la ciencia actual se reconocen hasta 11 ordenes de bacterias que son:

Eubacteriales (en este orden están casi todas las patógenas)

  • Pseudomanadales
  • Actinomicetales
  • Espiroquetales
  • Micoplasmales
  • Clamidobacteriales
  • Cariofanales
  • Mixobacteriales
  • Beggiatoales
  • Hifomicrobiales
  • Rickettsiales

Reproducción de las bacterias

Las bacterias tienen diferentes formas de reproducirse. Lo más normal es que lo hagan por bipartición pero se reproducen de hasta 4 formas distintas.

BIPARTICIÓN: dentro de la célula se duplica el ADN y después la pared bacteriana crece hasta formar un tabique que separa a los dos ADNs para al final dividirse y dar lugar a 2 bacterias.

TRANSFORMACIÓN: en este caso la bacteria coge fragmentos de ADN de otra bacteria dando lugar a una recombinación para acabar siendo una célula transformada.

CONJUGACIÓN: se produce cuando dos bacterias se unen mediante un pili (puente conjugativo) y una de ellas dona a la otra un fragmento de ADN.

TRANSDUCCIÓN: Un virus se acopla a la bacteria y es el encargado de inyectarle el ADN, así se pasa ADN de una bacteria a otra.

Bacterias Patógenas.

Son denominadas así las bacterias que causan enfermedades. Para el hombre se conocen unas 200 de esta clase.

El efecto patógeno es muy variable y depende tanto de las condiciones de la persona como de la virulencia de la bacteria invasora. El tratamiento habitual en todo el mundo para combatir enfermedades bacterianas son los antibióticos.

Las enfermedades más conocidas causadas por estos patógenos son cólera, tétanos, tuberculosis, sífilis, difteria, brucelosis, muchas neumonías, conjuntivitis, diarreas, meningitis, salmonelosis y gastroenteritis.

En el pasado fueron causantes de grandes epidemias de cólera, peste, difteria, lepra, etc.

Uso de las bacterias

Muchas bacterias son usadas por la industria para la elaboración de productos que todos conocemos. La inmensa mayoría de las bacterias o bien son inocuas para el ser humano o bien son beneficiosas.

Algunos usos habituales de las bacterias son:

Producción de alimentos: gracias a ellos puede fabricarse el queso, yogures, mantequillas o salsas.

Producción de alcohol: cualquier bebida alcohólica necesita de ellas para poder fermentar, también se usa para obtención de todos los tipos de alcohol y vinagres.

Reciclado: su capacidad para descomponer los compuestos orgánicos las hacen útiles en el reciclado de basura. También para degradar hidrocarburos (limpian los vertidos de petróleo).

Síntesis de productos químicos: para su uso agropecuario o farmacéutico.

Pesticidas: se usan para el control de plagas de algunas especies pero con la ventaja de no ser dañinos para el medio ambiente.

Medicina: son usadas para fabricar antibióticos e insulina

 Leave a Reply

(required)

(required)

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>